skip to Main Content
829 221 2055 | info@adibbacha.com |

El Coronavirus nos está dando una gran lección.

Muchos de los que tenemos el privilegio de tener personas que nos hagan la vida más llevadera hemos empezado a entender a través de esta pandemia que quienes nos brindan un servicio deben estar en condiciones óptimas para poder realizar sus actividades de forma segura y digna; y como todas las grandes crisis nos traen grandes lecciones, pues ahora las vitaminas y productos de higiene han empezado a escasear en el país, pues hemos empezado a cuidarnos a través de la provisión de suplementos a quienes están con nosotros en el día a día; tal vez ahora tomemos conciencia de lo que significa el acceso igualitario a los servicios de salud y alimentación; son justo las personas que nos acompañan y nos hacen la vida más simple los que posiblemente cuenten con menos recursos para la adquisición de suplementos o alimentos que fortalezcan el sistema inmunológico de ellos y de sus familias; y para muchos de nosotros, la provisión de estas “carencias” en momentos como estos es suficiente, les aseguro que esta acción es lo más sencillo de todo de lo que podemos hacer, pues educarlos es un trabajo de todos los días, acción que se traducirá en la mejora de nuestro estilo de vida de manera sostenida, y a su vez mejorará la calidad de vida de quienes nos sirven.

Quienes me conocen saben que soy un promotor de estilos de vida saludable, y desde la persona que me ayuda con mi alimentación en casa, hasta los extraños con quien puedo tener un intercambio, reciben de mí una cátedra de como transformar los alimentos, de qué alimentos elegir de la amplia o limitada oferta que podemos encontrar en un supermercado o colmado para obtener los nutrientes que se requieren para estar en condiciones de salud optimas; así como mi incisivo intento por persuadirles para que empiecen a realizar ejercicios. Les confieso que no es sencillo, pero en mí caso puedo dar fe y testimonio que educar desde el ejemplo terminará contagiando a muchos alrededor de nosotros, y es parte del rol que debemos jugar en un ejercicio de ciudadanía responsable.

Hace mucho decidí hacer de todo una oportunidad, sin importar qué tanto o poco poseamos, a donde vayamos, en qué sector vivamos, que tanto viajemos o conozcamos, el Corona Virus nos ha puesto a todos en la misma línea, y creo que empezar a mirarnos como iguales es una excelente oportunidad para empatizar con los demás, entender que no importa a quien abracemos y con quien tengamos intercambios todos somos potenciales portadores de este virus; creo que la IGUALDAD debe ser la bandera que debemos enarbolar JUNTOS, y más allá de que esto sea solo un momento en la historia del mundo, ojalá muchos NOS CONTAGIEMOS de la lección de vida que nos ha venido a dar el CORONAVIRUS.

Back To Top
Open chat
!Hola¡ En qué podemos ayudarte
!Hola¡
En qué podemos ayudarte